Enraizamiento

Las Montañas Sagradas del Altai, Beluja y la Diosa Umay

Honro poder peregrinar y acceder a los Templos Naturales mas Sagrados de la Madre Tierra. Agradezco a la Sabiduría Amawtica de los Andes donde nací, porque ella me sigue permitiendo mantenerme enraizada, y a través de mis raíces acceder de forma consciente a todo lo que estos portales custodian, para poderlo compartir con todo aquel que resuena en su corazón con la Medicina y los Mensajes que la Pachamama me da.
Con amor, Samahia

 Para leer el primer Articulo del Viaje al Altai 2014 . El Altai, la Sabiduría Ancestral Femenina, la Paz y la Mujer

Las Montañas Sagradas del Altai, Beluja y la Diosa Umay

Este lugar es tan inexplicable que no existen palabras para poder expresar su magnificencia. Mi Viaje al Altai comenzó mucho antes de que yo lo conociera físicamente. El llamado lo recibí cuando vivía en el 2013 en la Montañas Rocosas de Canadá, quien hubiera dicho que un año después estaría pisando esas tierras que ni sabía exactamente donde quedaban, tampoco aquello que resguardaban.  Sin embargo, lo que voy a compartir a continuación, se relaciona con mi segundo viaje en agosto 2018, donde el Altai me dio comprensión de lo que posee desde un sentir muy humano, enraizado y a niveles que quizás nos cuesta comprender.

Las Montañas del Altai también llamadas montañas Doradas o de Oro, son una cordillera que se ubica entre Rusia, China, Mongolia y Kazajistán. Si bien en toda su vasta extensión conforman una especie de columna vertebral importantísima para el planeta por la energía que poseen, existen centros más activos dentro de la misma cordillera, que desde hace miles de años conforman vórtices de energía primigenia donde se resguarda parte del Akhasha (registros/memorias) de la Tierra y nuestra historia almica individual. Quienes pueden acceder físicamente a estos lugares se benefician de una gran limpieza y sanación, así mismo como una especie de elevación de consciencia y una alineación importante con la misión del Alma.

Cuando me refiero a vórtice, quiero decir que hay fuerzas físicas visibles e imponentes (montañas, ríos) e invisibles (densos campos electromagnéticos), que hacen que determinados lugares naturales sirvan de puentes de conexión entre la tierra que pisamos y la energía cósmica. Estas zonas poseen dentro del planeta una especial fuerza gravitacional y tectónica, un alto equilibrio electromagnético y una mineralogía especiales, que junto a su latitud y en resonancia con otros vórtices del planeta generan campos densos de plasma, los cuales conforman una especie de pilares que sostienen la malla cristal de consciencia planetaria.

En las Montañas del Altai confluyen todas las fuerzas de las masas de los vientos de Europa y Asia, haciendo que los vientos se muevan en dirección de las manecillas del reloj, creando un mega espiral y recordando la esvástica que representan para los pueblos de Mongolia y Siberia, la perfecta conexión con el cosmos y la tierra, el balance de los 4 elementos y del Yin y el Yang.

Beluja y su entorno es la central de esta gran espiral, convirtiéndose así en un vórtice telúrico/cósmico, un gran portal dimensional en la Tierra que muestra autoridad, belleza, grandeza y misterio.

Estos Templos Naturales como el Beluja, son entornos totalmente equilibrados en su misma composición, donde existe un balance perfecto entre el agua, el aire, la tierra y el fuego de las montañas, haciendo que los elementos puedan expandirse y sutilizarse, logrando una alineación en diferentes niveles de energía. Gracias a esta composición física, se convierten entonces en centros sólidos de manifestación para crear realidades conscientes a través del pensamiento elevado y enfocado para el mayor bien individual y sobre todo global/planetario.

Me atrevo a decir que este vórtice no te deja entrar en contacto con su energía, si no se posee una intención de bien global, comunitario o tribal.

La Sagrada Montaña Beluja (Belukha)

Beluja para los pueblos ancestrales de Siberia y Mongolia, es el Gran Espíritu Femenino, simboliza el Principio Divino de la Diosa Madre, de la fertilidad y la protección. Ella se llama Umay, una preciosa mujer con trenzas de oro que representan los rayos del sol. Umay se interpreta como “Matriz/útero”, ya que al ser la Diosa Madre, simbólicamente todo ha sido concebido dentro de ella. Es equivalente a la Pachamama para los pueblos Andinos. Es el complemento perfecto del Dios/Padre llamado Tengri.

La conformación física de Beluja con su cumbre máxima de 4.506 metros la más importante de la cordillera del Altai, está constituida por 3 montañas que fueron cubiertas por glaciares desde hace 12.000 años. Actualmente solo la parte central tiene hielo compactado.

La parte central de Beluja y su glaciar, esta custodiado por 2 montañas piramidales, una a cada lado. Esto le permite a este enclave, atrapar, concentrar, contener y amplificar diferentes niveles de energía. Es visiblemente uno de los escenarios más imponentes que he podido visitar en todo el planeta.

Este vórtice es conductor de corrientes vivientes conscientes de la propia energía de la Tierra (Kundalini), haciendo que los macizos montañosos del Altai, se conviertan en Disparadores Cósmicos, es decir una especie de canalizadores de purísimos flujos de energía. Podemos acceder a ellos cuando estamos enraizados y somos conscientes, permitiéndonos conectar con otros planos y dimensiones, así mismo con nuestro  Akasha y el de la Tierra.

Los pueblos de Siberia y Mongolia dicen que las 3 Montañas de la Diosa presentes en Beluja, están alineados con el Cinturón de Orión, y que los dioses del Cosmos entregaron en este mismo lugar una piedra verde con poderes especiales, la cual fue resguardada en esta montaña.  Esta piedra es reconocida por los pueblos originarios de todo el planeta.

Para muchos Beluja es la entrada física a la Ciudad Intraterrena de Shambala/Agharta, así como lo es el Desierto del Gobi y las Montañas de Tíbet.

Las Poderosas Aguas Glaciares

Los glaciares son grandes masas de hielo compactado en la superficie terrestre que se han formado a lo largo de los milenios por acumulación, compactación y recristalización de la nieve. El 10% de la superficie de la Tierra esta cubierta por glaciares, ellos representan el 75% de la reserva total de agua dulce del planeta. La mayor reserva se encuentra en los Polos y Groenlandia.

Actualmente todos lo glaciares del planeta se encuentra en derretimiento, lo cual según mi sentir es necesario para elevar la consciencia del planeta, pues las aguas originadas en zonas glaciares poseen códigos de información y de luz que necesitamos activar.

Las masas y corrientes de agua que bañan el Altai provenientes de montañas glaciares, crean lagos, lagunas, ríos y cascadas, todos ellos están compuestos de partículas de silicato coloidal y de cristal en suspensión, que contienen una singular corriente iónica con especiales atributos fotónicos, es decir que reflejan la luz de una forma muy particular; haciendo de todos estas aguas vivientes, cristales líquidos mágicos que proyectan geometría primordiales, las cuales nos sirven para activar nuevos estados de consciencia, limpiar y purificar los campos fisico, mental y emocional.

Por esta razón los lagos y lagunas son Templos, y las cascadas son Catedrales “vivas y conscientes” de una absoluta belleza, poder y fuerza.

 Shamann

Chamán viene de Shamann, palabra que proviene de las antiguas regiones de Siberia y Mongolia, la cual se utiliza para asignar a los sanadores tradicionales que eran portadores de la Medicina de la Tierra y los Saberes Cósmicos. Shamann es una palabra “tungusa” que en su raíz etimológica SHA significa saber o sabio.

Estas tierras fueron iniciáticas para el saber cósmico/telúrico en la Tierra, pues de aquí provienen los más poderosos chamanes que han existido y que aún existen muy resguardados.  Para los habitantes de estas regiones, un shamann era un hombre/mujer que a través de ciertos rituales de iniciación se les confería un poder, y así podían acceder al inframundo y así mismo a la conexión cósmica, para obtener información en situaciones puntuales comunitarias, o para ayudar a otras personas en su sanación física y energética. Eran seres conectados con el mundo visible e invisible, poderosos espíritus encarnados, mediadores de los 3 niveles de existencia. Estos planos son reconocidos en todas las tradiciones de los pueblos originarios (inframundo, mundo terrestre y supramundo).

Nodos de poder

Una mujer/hombre Shamann era portador de una gran sabiduría telúrico/cósmica, conocían los vórtices y el funcionamiento fisico y energético de los mismos, reconocían lo más sagrado entre lo sagrado.

Por eso todos los templos construidos por los pueblos originarios como monolitos, megalitos, templos, pirámides, etc., fueron ubicados en estos nodos donde confluyen estas fuerzas, de esta manera buscaban amplificar la asimilación de la energía presente, buscando potenciar la energía de estos vórtices.

Estos lugares construidos nos muestran físicamente los vórtices/portales ya existente de forma natural, los cuales están alineados en perfección con los tiempos sagrados de la Tierra y del Universo.

Acceso Físico al Altai

Entre los Templos Naturales mas poderosos del planeta, se encuentra el Altai. Espacios como éste requieren una preparación física, mental y emocional muy intensa y profunda. Hay diversas pruebas individuales y colectivas que superar y no son fácilmente accesibles.

Yo me atrevo a decir como Mujer Medicina de Los Andes, que para llegar a estos vórtices, necesitas ser convocado por sus Espíritus y Guardianes, para que todo se lleve a cabo de manera armónica y sin inconvenientes.

Todos los seres humanos, salvo quienes han nacido en esas tierras, cuando accedemos a este vórtice experimentamos grandes cambios y alineaciones físicas. Y aunque Beluja posee las dos energías: de la tierra y el cosmos, acceder a ella causa malestares principalmente en el primero chakra “raíz” y en el segundo chakra “sexual”.

Se sienten dolores y malestares en los pies, las piernas, las rodillas, las caderas, la cintura, las nalgas, el coxis, el estómago, el vientre, el colon y los intestinos principalmente. También se experimenta un cansancio y un agotamiento extremo o falta de conciliación del sueño, que más allá del esfuerzo fisico que requiere acceder al lugar, son síntomas relacionados con la purificación y limpieza corporal, pues en estos lugares experimentamos un enrizamiento celular que cuesta asimilar. Nuestras células aún siguen estando muy densas para la sutilidad que poseen estos vórtices como Beluja.

Sin embargo, después de ciertos días, Beluja te otorga grandes beneficios, se comienza a sentir una claridad mental extrema, una profunda limpieza y ligereza en el cuerpo fisico. Da visión y fuerza frente a los proyectos y emprendimientos personales y misionales. Se aliviana y sutiliza el cuerpo celular, y se armoniza los cuerpos sutiles.

Beluja otorga un sentir muy profundo de Humildad, Libertad, Compasión, Compromiso y Autenticidad. Esta Montaña con cada persona tiene un vínculo único e individual y no entrega lo mismo a cada una de ellas. Para quienes tienen su corazón cerrado, Beluja será difícil de desvelar y muchas personas no podrán llegar físicamente.

Muchas personas que no se conectan con su sentir o no escuchan lo que les dice la Montaña, mueren fácilmente, por eso hay mas muertes de las que creemos en este lugar. Para ello se ha construido una capilla dedicada al Arcángel Miguel y en honor a todos los caminantes que han perdido su vida en ese espacio sagrado.


Quiero agradecer especialmente a mis 7 hermanos y hermanas con quienes realice este segundo viaje, pues ellos me permitieron llegar, aportándome con amor la Esencia de la cual cada uno es portador.

Agradezco a los Guardianes visibles e invisibles del Altai por permitirnos llegar y acceder a tan poderosa fuente de consciencia.

Hasta prontito nuevamente en las Sagradas Montañas de Oro, Matriz de la Diosa Umay

Tambien puedes visitar nuestra nueva página www.enraizamiento.com


Escrito por: Samahia.

Para camino Sagrado Femenino:  MatrizPrimigenia@gmail.com

Para procesos de Enraizamiento:  Enraizamientos@gmail.com

Para Viajes conscientes:  tribusamma@gmail.com