fbpx
Enraizamiento

La Reconexión con la Naturaleza

Nuestra sabia Madre Tierra lleva sobre su piel plantas sanadoras desde hace billones de años. Nuestros ancestros las consumían, las conocían y las respetaban. Las plantas son seres vivos llenos de sabiduría ancestral. Cuando usamos, consumimos, olemos y aplicamos plantas en nuestro cuerpo, éste reacciona. Químicamente hablando, somos muy parecidos a las plantas. La hemoglobina de nuestra sangre y la clorofila son tan similares que sólo difieren de un átomo. La mayor diferencia entre nosotros y las plantas es que nosotros somos inteligentes.

La inteligencia nos ha hecho estudiar científicamente la naturaleza, adueñarnos de todo, faltarle el respeto a los animales y a las plantas que nos dan vida. Las estudiamos, las abrimos, las separamos, las modificamos. Y nos creemos superiores gracias a nuestra inteligencia. Las plantas, en cambio al no tener inteligencia, simplemente pueden ser. Las plantas son. Ellas no se preocupan por absolutamente nada. Si llueve, si hace sol, si hay sequía, si cambian las estaciones… Ellas las viven y las mueren, pero no se preocupan. No les da estrés, no tienen problemas emocionales, ni un trabajo que no les gusta. Al entrar en contacto con nuestro cuerpo, las plantas nos envían el único mensaje que conocen. Nos recuerdan cómo ser.

Al vivir en una sociedad tan ajetreada, cargada y preocupada, nuestra mente, órganos y células registran esta desconexión de la realidad como enfermedad, desbalance, alergias, dolores y demás malestares. Las plantas no serán seres inteligentes, pero son seres muy sabios. Su sabiduría es compatible con nuestro cuerpo y por esta razón, nos ayudan a sanar, nos hacen sentir bien, nos alimentan y nos dan energía vital. Existen millones de plantas en la Tierra. Al igual que hay muchas plantas medicinales, hay plantas que pueden ser tóxicas y otras que nos afectan la psiquis. Es por eso que debemos conocerlas y conectarnos con ellas y el mundo natural en el que viven (que es el mundo natural donde nosotros también vivimos aunque estemos rodeados de cemento, plástico y luces fosforescentes).

Al conectarnos con el mundo natural, con las estaciones, las fases de la luna, los ciclos de la naturaleza, recordamos de dónde venimos y quiénes somos. Vamos soltando lo que no necesitamos. Vamos sanando a nivel corporal, emocional y espiritual. Las plantas son la base de la cadena alimenticia. Ellas son capaces de convertir la energía del sol en comida. En este proceso, además, emiten un gas llamado oxígeno que convenientemente es el gas que nuestros pulmones le transmiten a nuestra sangre para llevarle vida a cada una de las trillones de células que componen nuestro cuerpo. Ni los animales carnívoros, pueden vivir en la Tierra sin las plantas. Y bueno, la mayoría de los seres humanos somos omnívoros ya que nuestro alimento proviene de plantas y animales. Al que no le gustan los vegetales y las ensaladas, le recuerdo que el pan, el café y la cerveza provienen de plantas. Pero aparte de la dieta que consumes, el oxígeno que necesitas para vivir te lo brindan las plantas.

Aparte de brindarnos los elementos físicos que necesitamos para vivir, las plantas nos hacen sentir bien. Muchas plantas contienen propiedades antidepresivas, relajantes, estimulantes y demás. ¿Has notado que cuando tienes coraje, estrés o te sientes triste y sales a respirar aire fresco casi instantáneamente te sientes mejor? Existe evidencia científica que confirma que personas confinadas, enfermos mentales y de salud, mejoran su conducta, estado de ánimo y condición física al entrar en contacto con la naturaleza. Simplemente mirar las montañas, las nubes, el mar, un árbol o un atardecer, nos hace sentir bien. Aunque muchas veces nuestro cerebro inteligente no lo registre, la naturaleza nos recuerda quiénes somos y que todo está en perfecto orden divino. Te invito a re conectar con la Tierra, a sanar, a soltar y a vivir plenamente. Tomando la vida con más calma. Admirando y observando cómo la luna, las estaciones, las plantas y los aromas te hacen sentir. Re conectando con la naturaleza, re conectando con tu cuerpo, re conectando con tu ser. Recibe la energía, medicina y sabiduría de la Tierra para mejorar tu calidad de vida y la de tus seres queridos. Tomando conciencia y disminuyendo el impacto negativo que tienes sobre las aguas, el aire y la tierra con los productos que usas a diario. Tomando decisiones que nos benefician a todos. Honrando, respetando y agradeciendo a nuestra Madre Tierra y sus próximas generaciones.

Las fases de la luna y las plantas

Todo en el mundo natural tiene sus ciclos y sus fases. Las estaciones, las mujeres, la luna, la vida… Todo es cíclico. Las fases de la luna afectan las aguas de nuestro planeta que incluyen la marea, la savia de las plantas y hasta nuestras emociones.

Estar en sintonía con las fases de la luna nos ayuda a saber cómo éstas nos afectan. La savia de las plantas sube y baja como la marea con las fases de la luna. Durante la luna llena, la savia y componentes medicinales de las plantas están mayormente en la parte superior (hojas, ramas, flores y frutos). Durante la luna nueva la mayor parte del líquido de la planta se encuentra en sus raíces. Esto es significativo ya que si queremos cosechar una planta para usos medicinales, la luna favorecerá la parte de la planta que vamos a cosechar.

Las plantas pueden tener su medicina en las raíces, hojas, flores, semillas y frutos. Inclusive una planta puede tener diferentes componentes en distintas partes de sí misma siendo una parte muy medicinal y otra venenosa. Es por eso que debemos informarnos bien del uso adecuado de las plantas. Debemos tomar en cuenta las fases de la luna también cuando vayamos a podar una planta. Para darle fuerza, se debe podar en la luna menguante. La luna va “bajando” y la savia también, haciendo que la parte que quede podada se seque más rápido y evitando el crecimiento de hongos y bacterias que podrían enfermar y debilitar la planta.

Por Heisha Caolo

Proyectos VIDA ECOLÓGICA: «Siembra Conciencia» y  «Aromas Alegres»

Tambien puedes visitar nuestra nueva página www.enraizamiento.com


Escrito por: Samahia.

Para camino Sagrado Femenino:  MatrizPrimigenia@gmail.com

Para procesos de Enraizamiento:  Enraizamientos@gmail.com

Para Viajes conscientes:  tribusamma@gmail.com