Enraizamiento

La Magia del Enraizamiento

¿Pero cómo llevar acabo estos cambios en nuestra vida diaria?  ¿Cómo integrar la estabilidad y al mismo tiempo el cambio de ciertas situaciones dentro de la idea de un enraizamiento?

Las raíces otorgan al ser humano un rol verdadero, una misión, pues lo convierte en un árbol de vida que une el cielo y la tierra; es así como nos convertirnos en un vector que integra las fuerzas cósmicas y la materia densa.  Cuando un ser esta enraizado crea un vínculo permanente unido a la Madre Tierra, a su red magnética de información para hacer real y material su espiritualidad.

Tener raíces fuertes y firmes nos lleva a experimentar la sensación de “estar presente”, dejamos de lamentarnos por el pasado y sin preocuparnos por el futuro, pues comenzamos a fluir con el ritmo mismo del planeta y de lo femenino; creando a cada instante un estado de “ser y estar”, de sentirnos realmente presentes y siendo conscientes de ello.

Cuando un ser humano no tiene raíces, o quizá parte de su energía está desequilibrada, pierde su función como árbol en este planeta y la conexión con todos los seres que habitan aquí, entonces se hace difuso su lugar en medio de los otros reinos de la naturaleza y se pasea entonces, entre sus fantasmas mentales y emocionales.

Querer explorar el cosmos, energías y sensaciones de una vibración superior intentando abandonar la materia, nos ha llevado a transitar en un camino de expectativas sin cumplir, muchas veces lleno angustias y sufrimientos, alejándonos así del propósito divino y de un camino de plena realización; nos hemos convertido en seres rebeldes y caprichosos queriendo manipular toda la creación y descubriendo tecnología que ni siquiera podemos usar de forma consciente y benéfica para todos.  De esta manera nuestro anhelo del despertar espiritual se ha hecho más inaccesible, filosófico e intelectual, pues nos hemos proyectado de una manera difusa e inmaterial. El verdadero secreto de nuestra evolución para despertar a un nivel superior de consciencia se encuentra en las células de nuestro cuerpo, en el Templo Corporal, que es la Tierra.

Estar enraizados nos lleva a experimentar la “presencia” en el cuerpo, como una especie de acto meditativo-activo absoluto sin proyección del espacio o del tiempo, es como tener la sensación de estar en una eternidad embriagadora vivida a cada instante.

Cuando nuestras raíces están fuertes, se fortalece nuestra energía femenina, desaparecen nuestros miedos y se activa la confianza, pues nos sentimos en conexión con la creación, haciendo de cada instante de nuestra vida un espacio sagrado, centrado, equilibrado, con una sensación de seguridad y alineamiento que crea un terreno sano y fértil para sembrar y dar a luz cualquier proyecto que nazca de nuestro ser.

En nuestro ir y venir intelectual y emocional hemos perdido nuestro anclaje a la tierra, creando en nuestra vida una búsqueda interminable, donde nada llena ese vacío y donde podemos nos ausentamos del presente, de cada instante mágico que experimentamos.

Tomado del libro ENRAIZAMIENTO

Al final del articulo compartimos Un Ritual/Meditación de Enraizamiento y un documental donde la ciencia habla d elos beneficios de enraizarse.

Tambien puedes visitar nuestra nueva página www.enraizamiento.com


Escrito por: Samahia.

Para camino Sagrado Femenino:  MatrizPrimigenia@gmail.com

Para procesos de Enraizamiento:  Enraizamientos@gmail.com

Para Viajes conscientes:  tribusamma@gmail.com