Samahia

Yo también perdí mi Fuego Interior y Ahora soy una Guardiana del Fuego Sagrado

Después de pasar varios años de transformación profunda y de servicio en nombre de la Madre Tierra, puedo compartir mi visión y parte de mi vida, pues hoy puedo decir con el corazón abierto que soy Guardiana del Fuego Sagrado y me siento honrada por ello.

En el 2012 lo perdí todo, a nivel económico y material, una salud física deteriorada, mi cuerpo invadido de antibióticos, un sistema reproductivo femenino totalmente enfermo, mi familia lejos, sin pareja, una vida llena de deudas y la poca energía que tenia la invertía en sobrevivir y pasar algunas horas despierta desesperada. Reconozco que era una muerta en vida, caminaba sin fuerza en la mirada y confieso que aquello era el final del final si yo no hacia algo radical en mi vida.

Me atrevo a reconocer, que mucho antes de llegar a esta situación, mi fuego interior había comenzado a apagarse. Llevaba años en una relación de pareja que no podía terminar porque no sabía vivir sola, estudie una carrera por la cual nunca sentí pasión, por mi dedicación a ganar dinero de una carrera que no amaba, deje de tener tiempo para mi y poco a poco deje de hacer lo que me gustaba, pues siempre estaba agotada.

Sumándole al contexto, por la situación incompatible con mi pareja de ese entonces, decidí optar por ser infiel para compensar mi elevada libido, pues al no saber utilizar mi energía sexual (creativa) la canalizaba a través del sexo desenfrenado, y no con uno, sino con varios hombres.

Y es así como poco a poco mi fuego interior se fue apagando y entre una etapa de profunda oscuridad, mi vida colapso y a mediano plazo mi cuerpo decayó al igual que mi trabajo, mi economía y mis relaciones personales.

Con la consciencia y comprensión que me da el Fuego Sagrado “como elemento” en este momento de mi vida, puedo ver tan claramente todo lo que sucedió en esos años, pues cuando nosotros perdemos ese fuego interior, nuestra vida comienza a apagarse y todo se comienza a extinguir.

El Fuego es la Vida y está por todos lados, adentro y afuera de ti, es la acción, el movimiento, la creación y la capacidad de elegir, es LA LIBERTAD. Cuando tu fuego interior está encendido y sostenido, te da la posibilidad de ser tú mismo en cada momento y poder elegir lo que quieres y a donde quieres ir, no hay barreras pues el fuego las vence todas.

Cuando nuestro fuego interior se apaga o se debilita, comenzamos poco a poco encadenarnos y a encerrarnos en una pequeña vida, nuestro único objetivo es sobrevivir, creando excusas para permanecer en situaciones que ya no van en nuestras vidas. Nos negamos a la abundancia, al movimiento, a viajar y a crear, a estar sanos, entonces solo aprendemos a conformarnos. Y cuando tu fuego interior comienza definitivamente a apagarse, el miedo entra y se apodera tanto tanto de ti, que termina por apagar totalmente tu llama interior. Y eso fue exactamente lo que me paso a mi.

Años han pasado desde entonces, y gracias a la Sabiduría Amawtica de Los Andes y especialmente al Enraizamiento (conexión consciente con la naturaleza), salvé mi vida, la Madre Tierra me sanó y hoy es esto lo que comparto por el mundo. Ahora soy Mujer Medicina portadora de esta Sabiduría Ancestral.

Ser Guardiana del Fuego

Si bien el Fuego Sagrado es un Elemento material y tangible, es la representación de un mundo invisible superior y de nuestra propia llama interna.

Las más bellas creaciones y realizaciones, los mensajes más elevados y las más esplendidas culturas y civilizaciones, todo ello fue emanado por el Fuego Sagrado. El fuego representa la presencia del Creador en la Tierra, representa al Sol, la Luz.

He pasado varios años siendo iniciada a través del Camino de la Tierra, pero mucho he tenido que recorrer para poder Ser Tocada por el Espíritu del Fuego Sagrado. Yo misma he logrado enraizarme, encender nuevamente mi propia llama y de esta manera volver a encontrar mi Libertad; y solo hasta este momento puedo decir que el Fuego Sagrado me eligió para Ser su Guardiana… nunca lo busque.

Los maestros que me han iniciado llegaron a mi, y solo hasta que pude Ser Guardiana de mi propio Fuego Interior pude convertirme en Guardiana del Fuego Sagrado.


Hoy Soy también Iniciada en el Camino Sagrado de la Tradición Maya de Guatemala, un linaje ancestral de Sacerdotes Solares que custodian El Fuego Sagrado.

El Fuego es la Vida, es la Semilla, es la Consciencia Solar y solo quien esta en ese sentido de Libertad Interior y Pureza y además iniciado con la Sabiduría Ancestral, podrá entrar en contacto con el Poderoso Espíritu del Fuego.

Cuando digo Ser Iniciada, me refiero a que la verdadera Sabiduría Ancestral es discipular, se transmite a través de encuentros muy especiales, que incluyen rituales y ceremonias presenciales, y en todos ellos además de existir un cambio energético se logra transmitir lo que esa Sabiduría custodia.

En el caso del fuego, al ser un elemento tan expansivo y tan poderoso, cuando nos iniciamos requiere “mucha” practica continua, debemos ser cuidosos y ser guiados de forma permanente.

El Fuego Sagrado tiene un conocimiento no solo energético sino físico, con eso me refiero a la alquimia de materiales, pues no todo sirve para quemar cuando de este fuego se trata, y también hay que saber el cómo. También se requiere aprender a encontrar el estado adecuado y las condiciones idóneas para encender el fuego, saber con qué energías se debe conectar. Cuando nos iniciamos en el Fuego Sagrado debemos aprender a utilizarlo, sus fines medicinales, y todos aquellos elementos compatibles que potencian su verdadero poder. Y como toda sabiduría discipular, esto no se logra en un fin de semana, ni en un mes, ni en un año, es un camino de por vida que requiere de la voluntad y disciplina “diarias”, y por su puesto del Maestro de Tradición.


¿Cuántos de nosotros decimos que somos Guardianes y Guardianas del Fuego Sagrado y vivimos atrapados en un mundo ilusorio, en una vida material limitada sin poder elegir y aplazando nuestros mas grandes deseos del corazón?
¿Cuántos seres que dicen ser Guardianes del Fuego se justifican para no poder hacer y/o estar en el lugar que quieren?
¿Cuántos de nosotros decimos servir al Fuego Sagrado y vivimos en la carencia, la limitación y no somos responsables de los intercambios justos?
¿Cuántos de nosotros decimos Ser Guardianes del Fuego Sagrado y no tenemos una misión definida, y si la tenemos no nos dedicamos a ella y vivimos de ella, y seguimos en trabajos que no nos nutren?

De nada sirve todo esto, ponerse un “título de guardián o guardiana” si nuestro Fuego Interior esta débil por dentro y no somos libres.  Pues si esto sucede no podremos conectar de forma Sagrada con el verdadero Espíritu del Fuego, ya que Él, solo responde a tu estado interior, a cómo esta tu propia llama.

Si nuestro Fuego Interior está contaminado, encadenado, vivimos en la carencia y la limitación, ¿Con que tipo de Espíritu estamos conectando a través del Fuego?


Sin espacio interior no hay espacio para expandir  tu Fuego

Estamos tan llenos en nuestra mente, tan llenos de actividades, tan saturados de la gente y de las cosas confusas que suceden en el mundo, estamos tan lejos de la conexión consciente con la naturaleza, que hemos perdido el verdadero sentido de la vida. Y así pasan nuestros días, llenándonos y viviendo una vida donde nos sentimos casi siempre agotados.

Nos sobrealimentamos a todos los niveles y ni siquiera podemos respirar aire puro, todo esto sucede y no nos damos ni cuenta, y si lo reconocemos nos cuesta cambiar todo aquello que nos retiene encerrados.

Hemos perdido el sentido del valor de las cosas simples y damos todo nuestro poder a lo temporal.

Vivimos sin principios ni valores verdaderos, y es allí donde esta el Fuego Interior, pues Él es la Luz, la Belleza, la Solidaridad, la Verdad.

Si nuestro Fuego Interior está encendido, nos hace ver lo verdadero de lo falso e inmediatamente abandonamos todo aquello que nos roba espacio y nos limita, el fuego tiene esa capacidad a nivel fisico y energético.

Los Ancestrales Guardianes del Fuego

Las Grandes Culturas, Verdaderas Guardianas del Fuego, cuando lo encendían, pasaban unos minutos inclinados recibiendo la purificación, sabían que para conectar con el había que estar en un estado de pureza, se aproximaban de forma lenta y con mucho respeto. También tenían oraciones especiales para despertar su Espíritu.

Cuando los sabios hablaban alrededor del Fuego, eran algo muy sagrado, era la Palabra de Dios.

El Fuego Sagrado nos muestra la Unidad y la Eternidad. Para entrar en el debemos conectar con el Silencio, con el Gran Respeto de forma sabia.

Es muy triste pero nuestro fuego interior o esta apagado o esta corrompido, no hay nada mas que ver la mala utilización del fuego en el mundo, lo utilizamos para matar, siendo el principio del fuego: la Vida.

Por eso debemos revivir de forma consciente nuestra Llama Interior, fortalecerla y renunciar voluntariamente al fuego que destruye, ese fuego de las pasiones desenfrenadas, de la guerra, del control y la dominación.

Llega ahora el llamado profundo para despertar y volver a reconocer el Fuego como Sagrado, primero en nosotros, para volver a Ser Guardianes de nuestro propia Llama.

Para Ser un Guardián o Guardiana del Fuego Sagrado de una tradición Ancestral, se debe ser Iniciado, pero encender una vela o encender tu fuego en el jardín o la chimenea, es ser Guardiana de tu propio Fuego Sagrado.

Cuando conectemos con nuestro propio Fuego comenzaremos a conectar de verdad con el Espíritu que habita en el Fuego Sagrado, para adorarlo, honrarlo, venerarlo, siempre pidiendo permiso cuando encendemos una llama….

Es el momento de volver a encender y proteger Tu Fuego Sagrado para mostrar el Gran Respeto a la Vida y a la Creación.


En mi vida hoy como Mujer Sagrada sigo siendo también iniciada por la Sabiduría Amawtica de Los Andes y por la Sabiduría Maya de Guatemala. Ambos Linajes Grandes Custodios de las Raíces de la Gran Madre.

Agradezco a mis Maestros por tan poderoso y auténtico legado, el cual venero, honro y comparto por el Mundo.

Escrito por: Samahia.

Para camino Sagrado Femenino:  MatrizPrimigenia@gmail.com

Para procesos de Enraizamiento:  Enraizamientos@gmail.com

Para Viajes conscientes:  tribusamma@gmail.com