Enraizamiento

El Sagrado Femenino y el Gran Árbol Ancestral Baniano

Durante mi viaje de descubrimiento en las Islas del Pacifico, llegue hasta las Islas Marquesas, hablo particularmente de Nuku Hiva, la isla más grande entre ellas; un lugar mágico que conserva vivas sus tradiciones, su lengua y los sitios sagrados ancestrales. Las Islas Marquesas son la Cultura Madre de las Islas del Pacifico, incluyendo Isla de Pascua, Hawaii y Nueva Zelanda. Es curioso que esta cultura tiene algo especial en su dialecto, pues los marqueses entienden todas las lenguas del Pacífico, incluyendo el Maori de Nueva Zelanda, el hawaiiano, y el de Tahiti, pero a ellos nadie les entiende.

En esta ocasión quisiera hablarles de este árbol sagrado llamado “Baniano”, que me ha impactado tanto, pues sin contar los esplendorosos y sabios abuelos llamados “Secuoyas de California” que tienen entre 500 a 1500 años, estos árboles polinesios son motivo de admiración y portadores de una gran sabiduría primigenia, aquel que pude sentir tenia al menos 500 años.“Hacia tan solo un par de días que había visto la película “Avatar”, y recordaba perfectamente lo que el pueblo Omaticaya llamaba el “Árbol de las almas”, ellos tenían en su cuerpo una especie de hilo conector que podían unir a aquellos troncos del árbol sagrado para pedir orientación a los ancestros, pues ellos creían que sus almas se conservaban allí. También este árbol servía de conexión con su gran deidad llamada Eywa, la Gran Madre.  Cuando alguien del pueblo moría, también se lo enterraba en las raíces de estos árboles.” En el dialecto marqués Omati es Sol.

Gran sorpresa que cuando llegué a uno de los lugares más sagrados de la isla de Nuku Hiva, encontré a un abuelo árbol que me recibió con profundo amor; impacta ver y sentir tanta majestuosidad, asi mismo poder anclado en la Tierra, una especie de grandes raíces que forman su espectacular tronco.

Este árbol es un ficus de la familia de las Moráceas, existen algunas especies parecidas también en India, Pakistán y Sri Lanka, donde también son sagrados e incluso se habla de ellos en el Bagadva Gita. Se caracteriza por tener raíces aéreas que pueden alcanzar los 30 m y lo más impresionante 9m de diámetro incluyendo sus raíces. Su silueta majestuosa lo hace uno de los arboles más magníficos y mágicos del planeta.  Es reconocido también pues algunas de sus grandes raíces forman una especie de patas de elefante y hace pensar que el árbol camina.

Según la mitología de las culturas del Pacifico es un árbol de origen lunar y su regente es la diosa Hina.

Especialmente para las Islas Marquesas es su árbol más sagrado, siempre localizado protegiendo los “Marae”, que son Templos Sagrados hechos en piedra, donde se hacían y se hacen ceremonias y rituales especiales, pues los marqueses creen que la energía divina desciende a la tierra a través de estos lugares creados con este fin. Mas info sobre Marae click aquí.

El Gran Baniano crea en ciertas partes de sus raíces unos profundos agujeros, donde las tribus en la antigüedad depositaban los cuerpos de las personas importantes de la comunidad, tales como jefes de clan, sacerdotes y guerreros, así mismo aquellas personas que eran sacrificadas como ofrendas en situaciones muy particulares. Ellos creían que este poderoso árbol era capaz de proteger y conservar las almas de aquellos seres para luego elevarlas al cielo.

Se dice que quien tala un árbol sagrado como estos, puede recibir una especie de maldición, pues cuando se lo corta, sus raíces pueden soltar una cantidad inmensa de un líquido sagrado, trayendo grandes desastres para las personas que lo hicieron.

Sentir su energía, tocar sus raíces y cortezas, interactuar con este Gran Abuelo y las almas que conserva me ha cambiado la vida, sentí que mis raíces se anclaron aún más y se ampliaron mis canales de conexión con la ancestralidad del planeta.

Muchas veces cuando conecto con los arboles suelo pedir ayuda o guía para algo en mi vida y mi misión, pero esta vez fue algo diferente, sentí que no solo había llegado hasta aquel lugar por mí, pedí al abuelo árbol que me hiciera de puente para conectar mi energía con la Madre Tierra y con nuestros ancestros primigenios, aquellos que custodian esas islas del antiguo continente de Mu y Lemuria. Así que me presente ante el cómo Mujer Medicina que soy, pedí perdón por los actos que como humanos hemos cometido desde principios de los tiempos e hice mi decreto como Ser de Luz al servicio del Plan Divino.

Me arrodillé, toqué sus raíces y hablando con voz bajita y profundo amor pedí que la Energía Sagrada Femenina sea reinstaurada en la Tierra, que la energía que yo estaba recibiendo en nombre de todos, conecte con todos los seres y especialmente con las mujeres/hermanas que están al servicio del Sagrado Femenino, que fortalezcan nuestras misiones que se unifiquen nuestros caminos. Tocando mi vientre pedí que mi matriz se fortalezca aún más y pueda a través de ella despertar aún más mi sabiduría para poder compartirla con el mundo; pedí por la sanación de los úteros de la tierra, pedí que las mujeres sigamos despertando y podamos traer a través de nosotras a los verdaderos Hijos e Hijas del Sol.  Reafirmé la consumación del Plan Divino para la Humanidad, reemplazando el dolor en Nuku Hiva y en la Tierra a través de mi acto consciente, por Paz, Luz y Amor. Decrete compasión para todos los seres que habitamos aquí.

Gracias profundas a mis ancestros que han guiado mis pasos hasta llegar hasta aquí en este gran peregrinaje.

Nota: es conocido que en las Islas Marquesas en una época de gran enfrentamiento se practicó el canibalismo y los sacrificios humanos.

Tambien puedes visitar nuestra nueva página www.enraizamiento.com


Escrito por: Samahia.

Para camino Sagrado Femenino:  MatrizPrimigenia@gmail.com

Para procesos de Enraizamiento:  Enraizamientos@gmail.com

Para Viajes conscientes:  tribusamma@gmail.com