Consciencia Matricial

Es tiempo de decir basta a los cocteles hormonales que nos dañan

«Los hombres han sido excluidos de muchos programas de planificación familiar bien sea deliberadamente o por omisión. Tal es así que de todos los métodos anticonceptivos posibles, sólo hay dos masculinos: los preservativos y la vasectomía. Sobre el primer método, la institución médica sólo lo recomienda en relaciones “no estables y de alto riesgo de contagio de enfermedades de transmisión sexual”, criterio que contiene una carga simbólica dentro de la normalidad patriarcal, promoviendo la promiscuidad masculina”.

La consecuencia de esta forma de vivir la sexualidad ha provocado largas luchas de los movimientos sociales. Es tiempo de decir basta! No más cocteles hormonales que nos dañan.

Ahora nos enfrentamos a los anticonceptivos llamados de nueva generación, más activos, que logran hasta interrumpir la menstruación por meses. Se trata de: «La anticoncepción hormonal combinada que comprende todos los métodos contraceptivos que utilizan más de un tipo de hormonas: estrógeno y progestágeno.

Este tipo de fármaco, que se presenta en comprimidos, parches sobre la piel o anillos vaginales, tiene un efecto de retroalimentación entre la hipófisis y los ovarios, evitando la liberación de óvulos. Con las fórmulas combinadas y secuenciales, el ovario se vuelve inactivo por falta del estímulo de las gonadotropinas. Dejando atrás a los anticonceptivos hormonales sólo con progestágeno que se toman de manera continuada sin dejar días de descanso en su consumo”.

Ya no se puede ocultar los efectos efectos secundarios en algunos casos irreversibles que ha provocado el uso de la anticoncepción hormonal. “Desde la que parecería más leve como la desaparición de libido sexual, depresión o el desequilibrio emocional, ganancia de peso, nauseas, dolor y tensión mamaria, disminución de la frecuencia de los ciclos menstruales, dismenorrea, metrorragias, hasta las afectaciones del sistema endocrino con una alta incidencia en enfermedades auto inmunes como: cancer de mama y la formación de trombos o tromboembolismo venoso o tromboembolismo arterial, que consiste en la formación de coágulos de sangre causando en algunos casos embolia pulmonar, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular. Este riesgo aumenta en los anticonceptivos hormonales de tercera y cuarta generación, los cuales presentan dosis altas de progestágenos de síntesis como el levonorgestrel. Según la nota de prensa hecha pública en octubre de 2013 por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.”

Sin embargo se recetan pildoras anticonceptias para casi todos los males del sistema reproductor femenino, como: Quistes, miómas, irregularidad menstrual, cólicos, y hasta para el acné. Quiere decir que a edad muy temprana ya estamos intoxicando nuestro organismo, con severas consecuencias en la edad adulta.

Poco o nada sabemos de los Métodos anticonceptivos naturales. En los libros versados en el tema sólo se menciona dos: “El método sintotérmico, combinación del método Billing y de la revisión de la temperatura basal, en sintonía con el método del calendario, son los sistemas de control de la fertilidad que representan una alternativa natural a los anticonceptivos hormonales. Alternativas que requieren un auto-conocimiento pleno de la anatomía femenina y de su ciclo menstrual.”

Pero qué hacer si son estos días en los que tenemos más deseos sexuales? Todo nuestro sistema hormonal esta en ebullición, desbordamos ceratonina y oxitoxina, atraemos con nuestro olor y brillo, nos volvemos más sensuales. Urgente es desempolvar la memòria ancestral sobre otras formes de anticoncepción que no impliquen engañar a nuestro cerebro en sus funciones hormonales y glandulares.

De lo poco que hemos encontrado está el uso de la esponja marina empapada en espermicidas naturales como el limón, jugo de piña, maracuyá o granada, que luego se introducía en el canal vaginal y permanecía allí mientras duraba la relación sexual. Egipcias y Griegas la usaron, constituyendo un método anticonceptivo muy eficaz y que permitió a las mujeres de aquel tiempo tener un control sobre su cuerpo.

Información tomada del estudio “La Historia popular de los métodos anticonceptivos“ de Carlos Frigola. (Editorial Kairós 1989).»

Al final del articulo compartimos un video sobre Fertilidad Consciente


Escrito por: Samahia.

Para camino Sagrado Femenino:  MatrizPrimigenia@gmail.com

Para procesos de Enraizamiento:  Enraizamientos@gmail.com

Para Viajes conscientes:  tribusamma@gmail.com